martes, 30 de noviembre de 2010

Jean Paul Marat

Jean-Paul Marat (Boudry, Suiza, 24 de mayo de 1743 – París, 13 de julio de 1793) fue un científico y médico francés de padre sardo y madre suiza que realizó gran parte de su carrera en el Reino Unido, pero que resulta más conocido como activista, periodista y político durante la Revolución francesa.
Se le identificó con el ala izquierda de la Revolución. Fue tan amado por los sectores más desposeídos de la sociedad como detestado por los aristócratas y burgueses. Para garantizar el triunfo revolucionario, estuvo a favor de medidas tan radicales como las llamadas Masacres de septiembre de 1792 de los "enemigos de la revolución" encarcelados. Fue miembro del partido Cordeleros durante la Revolución francesa y ayudó a consolidar el Reinado del Terror elaborando "listas negras".
Marat fue el hijo mayor de Jean Paul Marat (Giovanni Marie), nativo de Cagliari (Cerdeña), y Louise Cabriol, de Ginebra, nació en Boudry, Neuchâtel, el 24 de mayo de 1743. Sus padres eran protestantes. Tras la muerte de su madre en 1759, Marat inició sus viajes y pasó dos años en Burdeos, estudiando medicina. Finalmente se asentó en París, donde hizo uso del conocimiento que poseía sobre sus dos ciencias favoritas, la óptica y la electricidad, para curar enfermedades oculares. Tras algunos años en París se trasladó a Holanda, y posteriormente a Londres, donde ejerció su profesión.

Su primera obra publicada, escrita en inglés y más tarde traducida y publicada en francés, su idioma nativo, fue Philosophical Essay on Man (Ensayo filosófico sobre el hombre, 1773), donde demostraba atesorar un extenso conocimiento de los filósofos ingleses, franceses, alemanes, italianos y españoles. El ensayo ataca directamente a Claude-Adrien Helvétius, quien, en su ensayo De l'esprit (Sobre el espíritu), declaraba que el conocimiento de la ciencia era innecesario para un filósofo. Marat opinaba que sólo la fisiología podía solucionar los problemas de conexión entre el cuerpo y el alma. El duro ataque de Voltaire al Essay, tras la impresión en Ámsterdam de la versión francesa en 1775, sólo sirvió para hacer más famoso al joven autor.


En 1774 publicó The Chains of Slavery (Las cadenas de la esclavitud), solicitando a los distritos electorales a rechazar a los amigos del rey de Inglaterra como candidatos al Parlamento.
Un ensayo de 1775 sobre la gonorrea le proporcionó el reconocimiento como doctor en medicina por la Universidad de Saint Andrews. Tras volver a Londres publicó Enquiry into the Nature, Cause and Cure of a Singular Disease of the Eyes (Investigación sobre la naturaleza, causa y cura de una enfermedad ocular singular
Rápidamente, Marat llegó a ser muy popular entre la aristocracia como doctor de la corte, e incluso Jacques Pierre Brissot, en sus Memorias, admite su influencia en el mundo científico de París. Continuó con sus investigaciones médicas, centrándose en el calor, la luz y la electricidad, sobre los que presentó memorias en la Academia de Ciencias Francesa, aunque no consiguió ser aceptado como miembro, pues los académicos estaban horrorizados por su osadía al disentir de Isaac Newton. Sus experimentos interesaron sobremanera a Benjamin Franklin, quien solía visitarle, y Goethe siempre consideró el rechazo de la academia como una clara muestra de despotismo científico.
En 1780 publicó en Neuchâtel un Plan de législation criminelle (Plan de legislación criminal), fundamentado en los principios del marqués de Beccaria. En abril de 1786 dimitió de su trabajo en la corte y, tras unos pocos años, completó una nueva traducción del Opticks de Newton (1787) y su libro Mémoires académiques, ou nouvelles découvertes sur la lumière (Memorias académicas, o nuevos descubrimientos sobre la luz, 1788).
En las vísperas de la Revolución francesa, Marat dejó completamente a un lado su carrera como científico y filósofo. Cuando, en 1788, el Parlamento de París y otros notables aconsejaron la reunión de los Estados Generales por primera vez en casi 150 años, Marat decidió dedicarse enteramente a la política. Su panfleto Offrande à la patrie (Ofrenda a la patria) se centró en los mismos puntos que el famoso Qu'est-ce que le Tiers État? (¿Qué es el Tercer Estado?) de Abbé Sieyès.


Tras la reunión de los Estados Generales, Marat publicó un suplemento a la Offrande, fechado en junio de 1789, seguido en julio por La Constitution (La constitución) y en septiembre por Tableau des vices de la constitution d'Angleterre (Cuadro de los vicios de la constitución de Inglaterra), con el objetivo de influir sobre la estructura de una constitución para Francia. Este último escrito fue presentado a la Asamblea Nacional Constituyente y era una disensión anti-oligárquica para enfrentarse a la anglomanía que dominaba la Asamblea.

En septiembre de 1789, Marat inició su propio periódico, llamado al principio Moniteur patriote (Monitor patriótico), cambiado cuatro días después a Publiciste parisien (Divulgador parisino), y llamado finalmente L'Ami du peuple (El amigo del pueblo). Desde esta posición, expresaba sus sospechas sobre todos los que ocupaban el poder, a los que llamaba "enemigos del pueblo". Aunque Marat nunca se unió a una facción específica durante la revolución, condenó a varios grupos desde L'Ami du peuple, e informaba de sus supuestas deslealtades (hasta que se demostraba su culpabilidad o inocencia). Tales declaraciones le ganaron el sobrenombre de La ira del pueblo.

Marat atacaba a menudo a los grupos más poderosos o influyentes de Francia, incluyendo al Cuerpo Municipal, la Asamblea constituyente, los ministros o la corte de Châtelet. Ésta manera de proceder dio como resultado su encarcelamiento desde el 8 de octubre al 5 de noviembre de 1789.

En enero de 1790 se le intentó arrestar de nuevo por su agresiva campaña contra el marqués de La Fayette, aunque huyó a Londres, donde escribió Denonciation contre Necker (Denuncia contra Jacques Necker, ministro del rey Luis XVI). Volvió a París en mayo para continuar la publicación de L'Ami du peuple, atacando a muchos de los ciudadanos más poderosos de Francia. Temiendo las represalias, Marat se vio forzado a esconderse en las catacumbas de París, donde contrajo una enfermedad crónica de la piel (presumiblemente dermatitis herpetiforme)

Marat, ferviente partidario de la abolición de la monarquía borbónica, atacó posteriormente a los líderes revolucionarios más moderados. En julio de 1790, escribió: «Quinientas o seiscientas cabezas cortadas habrían asegurado tu descanso, libertad y felicidad. Una humanidad falsa ha sostenido tus brazos y ha suspendido tus soplos; debido a esto, millones de tus hermanos perderán sus vidas».



Marat depositó sus esperanzas en la Asamblea constituyente, pero perdió la fe en las acciones de la Asamblea legislativa. En diciembre de 1791, huyó de nuevo a Londres, donde escribió su libro École du citoyen (Escuela del ciudadano). En abril de 1792 volvió a París, tras ser llamado por el Club de los Cordeliers, que le dieron una base política sobre la que trabajar.

Durante este periodo, Marat fue criticado con frecuencia, así que tuvo que esconderse hasta la insurrección del 10 de agosto, cuando el Palacio de las Tullerías fue sitiado y la familia real fue protegida con la Asamblea legislativa. Esto provocó que Karl Wilhelm Ferdinand, duque de Brunswick, llamara al aplastamiento de la Revolución, lo que sirvió para inflamar los sentimientos en París.

Posteriormente, Marat tomó su asiento en la Comuna de París, y solicitó que se juzgara a los monárquicos encarcelados. Al no realizarse ningún juicio, apoyó las Masacres de septiembre, en las que cientos de prisioneros políticos fueron asesinados, y estableció el Comité de vigilancia , cuyo papel declarado era eliminar de raíz a los contrarrevolucionarios (Marat compuso las listas negras a partir de los sospechosos de crímenes políticos). Una de sus víctimas pudo haber sido el químico Antoine Lavoisier.

Aunque aún no estaba afiliado a ningún partido, Marat fue elegido para representar al pueblo francés en la Convención Nacional en septiembre de 1792. Cuando Francia fue declarada una república, el 22 de septiembre, Marat dejó de publicar L'Ami du peuple y, tres días más tarde, empezó el Journal de la République française (Diario de la República francesa). Muy en línea con L'Ami du peuple, criticaba muchas de las figuras políticas de Francia, e hizo de Marat alguien muy impopular entre sus compañeros de la convención.

Su postura durante el juicio del depuesto rey Luis XVI fue también sorprendente. Declaró que era injusto acusar a Luis de cualquier cosa anterior a su aceptación de la constitución, y aunque solicitó implacablemente la ejecución del rey por el bien del pueblo, no permitió que Malesherbes, consejero del rey, fuera atacado desde su periódico, llamándolo «sage et respectable vieillard» («anciano sabio y respetable»).

El 21 de enero de 1793 el rey Luis fue guillotinado, un episodio que generó gran controversia política; de enero a mayo, Marat luchó agriamente con los girondinos moderados, asegurando que eran enemigos encubiertos del republicanismo, y llevó a su público a una violenta confrontación con ellos. Los girondinos ganaron el primer asalto: la Convención ordenó que Marat fuera juzgado ante el Tribunal revolucionario. Las tornas se giraron cuando Marat fue absuelto y devuelto a la Convención con un renovado apoyo popular.


La caída de los Girondinos el 31 de mayo, provocada por las acciones de François Hanriot, se convirtió en uno de los últimos logros de Marat. Su enfermedad de la piel estaba teniendo efectos negativos en su vida, y lo único que aliviaba las molestias eran los baños calientes donde se pasaba gran parte del día escribiendo las publicaciones siguientes de L'Ami du peuple. Marat estaba en su bañera el 13 de julio de 1793 cuando una mujer que afirmaba ser una mensajera desde Caen (donde los girondinos huidos intentaban ganar una base en Normandía) solicitó entrar en su cuarto. Otra versión cuenta que fue supuestamente a entregarle una lista de los contrarrevolucionarios, a lo cual Marat responde que al siguiente día serían apresados y guillotinados.

Él la dejó entrar, le preguntó los nombres de los que la enviaban, y tras apuntar sus nombres presuntamente dijo: «Serán todos guillotinados». Otra versión cuenta que Charlotte Corday nunca dio la lista y solo atinó a empuñarle el cuchillo. La joven aristócrata Charlotte Corday, sacó un cuchillo comprado minutos antes en una tienda, al otro lado de la calle, y le apuñaló en el pecho. Marat gritó «A moi, ma chère amie!» («¡A mí, mi querida amiga!») y murió. Corday era girondina, y su acción provocó represalias, en las que cientos de adversarios de los Jacobinos (tanto monárquicos como Girondinos) fueron ejecutados bajo los cargos de traición. La misma Corday fue guillotinada el 17 de julio de 1793 por el asesinato de Marat.

El asesinato no hizo más que engrandecer su imagen entre las capas más pobres de la sociedad, que lo identificó como a un mártir de la Revolución.

Toda la Convención Nacional acudió a su funeral, y sus cenizas fueron colocadas en el Salón de los Espectáculos, donde tenían lugar las sesiones. Cuando los jacobinos iniciaron sus campañas de descristianización deísta, Marat fue casi santificado, y su busto sustituía a menudo a los crucifijos en las antiguas iglesias de París.

La República lo elogió con el siguiente texto:

Como Jesús, Marat amó ardientemente al pueblo y nada más que a él. Como Jesús, Marat odió a los reyes, los nobles, los sacerdotes, los ricos, a los mediocres, y, como Jesús, no dejó de combatir estas pestes de la sociedad.


http://www.youtube.com/watch?v=MzL6-yyQK8g&feature=related

Marat – Sade” se desarrolla en 1808, en el manicomio de Charenton situado en las afueras de París. En dicha institución, donde se recluían los enfermos mentales de las clases medias y altas, el Marqués de Sade desde 1803 penaba una de sus múltiples condenas. De común acuerdo con la dirección y con fines terapeúticos, Sade montaba representaciones abiertas a familiares y amigos de los internos. Basándose en estos hechos, Peter Weiss escribió su drama situando a Jean Paul Marat , sumergido en una bañera que le alivia de una infección general de la piel en los últimos días de su vida, antes de ser asesinado por Carlota Corday. El Marques de Sade se interpreta a sí mismo y los actores “locos” interpretan a los diversos sujetos sociales.

martes, 23 de noviembre de 2010

Discurso sobre la violencia.

Algo tiene la violencia que de tal modo fascina a los intelectuales o, a la inversa, algo hay en los intelectuales que los atrae hacia la violencia al menos como objeto de estudio con la fuerza de la luz a las polillas. Quizá sea su concentración en la vida contemplativa al margen de la vida activa, una distinción a la que Hannah Arendt sacó mucha punta, ella que también había dedicado un copioso ensayo a este fenómeno de la violencia. ¿Y cómo olvidar las Reflexiones sobre la violencia, de Georges Sorel? O quizá no se trate de cuestión tendencial alguna sino del hecho de que todos los intelectuales que se ocupan de asuntos políticos (y son legión) tarde o temprano tienen que habérselas con la violencia pues forma parte esencial de la política en la medida en que ésta es la reflexión y la acción del poder cuyo fundamento último es, precisamente, la violencia. Siendo así, siendo la violencia una forma especial de ejercicio del poder, puede decirse que su atracción sobre los intelectuales es, en el fondo, la del poder sobre estos, algo tan antiguo como los dos términos de la relación, intelectuales y poder.


(Slavoj Zizek (2009)
Sobre la violencia. Seis reflexiones marginales.
El autor, un filósofo postmarxista, parecería tratar la violencia como un fenómeno aislado, hipostasiado, una extraña pulsión sin soporte material a la vista.
Pero no es así sino que, al contrario, construye su ensayo -concebido como una pieza musical, con diferentes tiempos en los distintos capítulos con predominio del adagio, o sea, con tendencia a lo solemne- partiendo ya en su misma entrada de una distinción entre violencia objetiva (a la que también puede llamar sistémica) y violencia subjetiva que viene a reconocer ese carácter de categoría relativa al poder de la violencia.
La distinción, muy familiar en general a la tradición del pensamiento de izquierda cuando trata de legitimar el recurso a la violencia (como respuesta a la objetiva, la que llama Galtung "estructural", en definitiva, como una forma de legítima defensa) permite a Zizek articular sus brillantes reflexiones sobre el fenómeno distinguiendo el que es inherente al orden social del que brota en la contestación a éste y hacerlo, como dice él mismo, mirándolo "de soslayo" ya que le resulta sobrecogedor mirar a la violencia de frente

**Su primera reflexión,

SOS Violencia

afirma que hay una especie de ceguera frente a la violencia objetiva movida por una ideología totalitaria cuyas raíces encuentra Zizek en El manifiesto comunista, Rousseau y hasta Platón, una frase musical que recuerda mucho las ideas de Popper sobre los enemigos de la sociedad abierta. Y quizá sea éste uno de los aspectos más interesantes del filósofo: su fabuloso sincretismo que le permite mezclar referencias de muy distintos universos teóricos como, en este caso, el marxismo y el racionalismo popperiano.

Argumenta en este capítulo la existencia de los que llama los "nuevos comunistas liberales", esto es, los Bill Gates, George Soros, la IBM, Intel, EBay cuya característica esencial es que son capaces de cohonestar su misma existencia como productos del orden de violencia capitalista con una actitud pragmática de crítica del mismo, de rechazo de todo enfoque doctrinario y hasta de aprecio de las tradiciones del sesenta y ocho

El capitalismo ya no puede reproducirse a sí mismo sino que necesita la caridad extraña para sostener el ciclo de la reproducción social Ejemplifica la aldea liberal comunista en la película The Village, de M. Night Shyamalan.

Incidentalmente, los razonamientos de Zizek suelen descansar en referencias cinematográficas generalmente muy bien traídas y muy útiles. En este caso concreto emerge la tradición marxista en su valoración final de esta curiosa imagen de los "comunistas liberales" al sostener que estos y las explosiones de rabioso fundamentalismo de nuestras sociedades son las dos caras de la misma moneda. Los comunistas liberales son los enemigos de cualquier lucha progresista hoy día

*El segundo ensayo,
¡Teme a tu vecino como a ti mismo!
es una reflexión sobre la reacción típica frente a la violencia: el miedo. Sostiene el autor que la biopolítica actual es postpolítica y que ésta implica dejar atrás luchas las luchas ideológicas, sustituidas por la administración y la gestión a cargo de expertos No se ve bien qué tenga esto de novedad. La prédica de la tecnocracia, hija directa de la doctrina del fin de las ideologías de mediados del siglo XX ,conoció sus mejores momentos mucho antes de que Foucault acuñara el concepto de biopolítica. Parece que la función actual de la tecnocracia consiste en insuflar en la gente diversos tipos de miedos como el miedo a los inmigrantes, al crimen, a la depravación sexual, a los excesos estatales, a la catástrofe ecológica o al acoso pero tampoco esto es especialmente audaz si se recuerda que ya desde el venerable Hobbes sabemos que la justificación del poder (y del poder absoluto) es librar a los súbditos del miedo que se tienen unos a otros y, más en nuestros días, el miedo es la única consecuencia lógica se alcanza del manoseado concepto de la "sociedad del riesgo", de Beck.
Zizek prolonga su reflexión al respecto con una consideración bastante ingeniosa de la reacción de los musulmanes a la publicación de las caricaturas de Mahoma en un periódico danés en otoño de 2005, llegando a la conclusión de que el furor que se produjo no tenía como objetivo las caricaturas en sí mismas sino la imagen de Occidente que percibe el Islam . Se encuentra aquí ya una característica del libro en comentario: el ser una mezcla de reflexiones originales y a veces sorprendentes sobre asuntos de la actualidad de los últimos años sobre los que han corrido ríos de tinta: las caricaturas de Mahoma, el atentado a las Torres gemelas, los incendios de coches de los arrabales de París, las torturas de Abu Ghraib, etc
*El tercer ensayo,
La oleada sangrienta se ha desatado,
reflexiona sobre las quemas de coches en la banlieu parisina en 2005 y llega a la conclusión de que lo que los manifestantes querían era ser reconocidos como ciudadanos franceses ordinarios . Paralelamente no se priva de recordar que ya Nietzsche y Freud habían compartido la idea de que la justicia como igualdad está fundada en la envidia. Esta idea, que pertenece al acervo del pensamiento conservador y reaccionario de siempre bajo el aquilatado nombre de "la envidia igualitaria" parece interesar especialmente a Zizek probablemente porque le muestra un territorio que nunca tuvo en cuenta en sus años marxistas. Es también quizá lo que explique su alta valoración de las conclusiones antirrevolucionarias de Peter Sloterdijk.
**El cuarto trabajo,
Antinomias de la razón tolerante
toma ejemplo en las antinomias de la razón pura de Kant y se atreve a decir algo que también yo pienso pero nunca antes he visto escrito, esto es, que el conflicto entre palestinos y judíos no tiene solución salvo que, como sospecho (aunque no lo he leído en el ensayo de Zizek) por solución se entienda la subyugación o el exterminio de los palestinos. Abre luego el autor el ángulo de sus consideraciones y, tomando pie en la reacción estadounidense al ataque del 11 de septiembre (ahora que somos víctimas podemos atacar nosotros a nuestra vez)sostiene que, aunque la razón tolerante viene a decir que la agresividad no está en la religión sino en el fundamentalista que la practica y que todas las religiones son respetables, lo que provoca el comportamiento violento y agresivo de los fundamentalistas es la creencia misma en un más allá y en lo sobrenatural Dando la vuelta a la famosa expresión de Dostoievsky ("si Dios no existe, todo está permitido") recuerda a San Agustín de Hipona para sostener que es justo al revés: es la creencia en Dios lo que nos permite todo ("Ama a Dios y haz lo que te plazca") ; aunque no sé sabe si este punto de vista cae bien con su interesante advertencia de que la sociedad judía (en la que un 70 por ciento dice no creer en dios alguno) es la más atea del mundo salvo que se esté diciendo que dicha sociedad judía no es violenta.
Hay aquí una interesante última reflexión acerca de cómo la vía para escapar a este dilema de la violencia y la religión reside en una creencia en Dios por encima de todo utilitarismo que él ejemplifica en una leyenda en relación con San Luis y un fragmento del islam sufí y que a un español trae inmediatamente a la memoria el famoso soneto "No me mueve mi Dios para quererte...", etc, formulación mucho más bella y rotunda que las anteriores.
**El quinto ensayo,
La tolerancia como categoría ideológica,
es una reflexión sobre el choque de las civilizaciones de Huntington y el fin de la historia de Fukuyama sobre los cuales es difícil decir algo nuevo. No obstante Zizek consigue hacer un enunciado provocativo e interesante al interpretar las torturas de Abu Ghraib (a las que compara con las que ordenaba Sadam Husein) como la forma en que los occidentales, los estadounidenses en este caso, hacen patente al mundo musulmán, a la otra civilización, el fundamento mismo de la nuestra y de nuestros valores
**El sexto ensayo,
Violencia divina,
una interesante pieza que comienza poniendo en paralelo el conocido pasaje de Walter Benjamin son el Angelus Novus con el "punto de vista de Dios" en el asesinato del detective Arbogast en Psicosis para enlazar luego con una reflexión sobre los dos puntos esenciales de la de Peter Sloterdijk: la de que el nazismo y el fascismo pudieron ser reacciones frente a la amenaza del comunismo (con la correspondiente referencia a la opinión de Nolte) y la concepción del "fascismo de izquierdas" para referirse al pensamiento marxista/revolucionario , reconociendo por lo demás que la expresión se origina el en exabrupto habermasiano de 1968 cuando los estudiantes ocuparon el Instituto de Investigaciones Sociales. Todo el proyecto emancipatorio global, según Sloterdijk es producto de la envidia y el resentimiento , una tesis interesante que Zizek parece suscribir sin más y que, sin restarle un ápice de ese interés, no tiene mayor alcance que la idea de que la historia es el despliegue de una intencionalidad cualquiera, divina, humana, estructural...


miércoles, 17 de noviembre de 2010

La felicidad es una idea fundamental....


ALAIN BADIOU
Es el pensador francés más conocido fuera de las fronteras de su país y el más revulsivo y sugerente: no ha renunciado a defender la idea del comunismo y su visión igualitaria del hombre y la sociedad. Su mirada atraviesa toda la problemática contemporánea e ilumina aspectos tan mitificados como las nuevas tecnologías y su aparente ilusión igualitaria. En su último libro avanza sobre la potencialidad del amor y su posible “valor revolucionario”. Este filósofo es el pensador francés más conocido fuera de las fronteras de su país. Su obra, extensa y sin concesiones, abarca una crítica férrea a lo que llama “el materialismo democrático”, es decir, un sistema humano donde todo tiene un valor mercantil. Badiou no ha renunciado nunca a defender un concepto al que muchos creen quemado por la historia: el comunismo.
Habla más bien de “la idea comunista” o de la “hipótesis comunista” antes que del sistema comunista en sí. Según el filósofo francés, todo lo que estaba en la idea comunista, su visión igualitaria del ser humano y de la sociedad, merece ser rescatado. La idea comunista “aún está, históricamente, en sus inicios”
El horizonte de su filosofía es polifónico: sus componentes no son la exposición de un sistema cerrado sino un sistema metafísico exigente que incluye las teorías matemáticas modernas las cuatro dimensiones de la existencia: el amor, el arte, la política y la ciencia. Pensador crítico de la modernidad numérica, ha definido los procesos políticos actuales como una “guerra de las democracias contra los pobres”.
El filósofo francés es un teórico de los procesos de ruptura y no un mero panfletista, convoca con método a repensar el mundo, a redefinir el papel del Estado, traza los límites de la “perfección democrática”, reinterpreta la idea de República, reactualiza las formas posibles y no aceptadas de oposición y pone en el centro de la evolución social la relegitimización de las luchas sociales.
Propone un principio de acción sin el cual, sugiere, ninguna vida tiene sentido: la idea. Sin ella toda existencia es vacío. A sus más de 70 años, Badiou introdujo en su reflexión el tema del amor en un libro brillante y conmovedor que acaba de salir en Francia y en el cual el autor de El ser y el acontecimiento define al amor como una categoría de la verdad y al sentimiento amoroso como el pacto más elevado que los individuos puedan plasmar para vivir.
Ante algunos conceptos acerca de La “idea” y el “materialismo democrático”...–La verdadera pregunta de la filosofía consiste en saber qué es una vida verdadera, qué es vivir, qué es el destino. Pero la filosofía debe aportar respuestas mínimas a estas preguntas. Mi respuesta, que es a la vez una hipótesis y una conclusión, es que la verdadera vida es una vía que acepta estar bajo el signo de la idea.
Dicho de otra manera, una vida que acepta ser otra cosa que una vida animal. En todas las situaciones siempre persiste la voluntad de querer algo y esa voluntad sólo tiene sentido en relación con una voluntad de transformación.–¿Cómo se inscribe esa idea de la idea en plena dictadura de lo que usted llama “el materialismo democrático”?
En suma, ¿cómo existir, con qué idea, en un mundo donde todo tiene forma de producto?–Ese es el principal problema de la vida contemporánea. Se ha establecido un régimen de existencia en el cual todo debe ser transformado en producto, en mercadería, incluidos los textos, las ideas, los pensamientos. Marx lo había anticipado muy bien: todo es medible según su valor monetario. ¿Qué es entonces una vida bajo el signo de la idea en un mundo como éste? Hace falta una distancia con la circulación general.
Pero esa distancia no puede ser creada sólo con la voluntad, hace falta que algo nos ocurra, un acontecimiento que nos lleve a tomar posición frente a lo que pasó. Puede ser un amor, un levantamiento político, una decepción, en fin, muchas cosas. Allí se pone en juego la voluntad para crear un mundo nuevo que no estará a la orden del mundo tal como es, con su ley de circulación mercantil, sino por un elemento nuevo de mi experiencia.
Usted es uno de los pocos pensadores que aún defienden eso que usted llama “la idea comunista”. Usted pone al comunismo como una ilusión actual.–Sé muy bien que algunas empresas que se reivindicaron comunistas fracasaron porque no lograron crear el mundo nuevo que pretendían y terminaron provocando daños considerables y situaciones terribles. Tenemos dos opciones: o decimos que esa hipótesis comunista de un mundo que no estaría regulado por la mercadería, el producto, no puede ser realizada, entonces nos resignamos al mundo tal como es; o mantenemos la hipótesis comunista.
Si la mantenemos también hay que conservar la palabra. Si de la experiencia histórica sacamos la conclusión de que hay que abandonar la palabra, eso sería un retroceso no necesario. Podemos hacer nuestro propio balance de lo que ocurrió en el siglo XX a partir de la posibilidad de redefinir qué es el comunismo como porvenir posible. Esa es mi elección. Sé que se trata de un trabajo largo, que requiere mucha reflexión y que será más mundial que antes. La primera batalla consiste en mantener la fuerza y el significado de esa palabra.
Qué se puede recuperar, qué se puede volver a leer, de lo que fue con todo un naufragio real en la práctica del comunismo? ¿Qué mensaje hay aún en la idea comunista?–Creo que podemos volver a lo que el comunismo quería decir no sólo para Marx sino para muchos revolucionarios del siglo XIX. Para ellos, el comunismo tenía un sentido común que era la idea de una sociedad extraída del principio del interés, es decir, una sociedad que no está gobernada por el hecho de que un hombre persigue su interés sino por la idea de la asociación de los hombres. Es esa asociación la que define los proyectos o las metas colectivas.
En el siglo XX esa idea se convirtió en la de un Estado todopoderoso que resuelve todos los problemas planteados a la sociedad. Entre la definición del siglo XIX y la del XX hay una enorme distancia.–¿Qué ocurrió entre las dos?–La obsesión del poder. Las organizaciones obreras, militantes, revolucionarias, que habían sido aplastadas varias veces en el siglo XIX, se obsesionaron con la idea del poder y la pregunta “¿cómo vencer?”.
Hubo dos alternativas a esa convicción: están los que se unieron a la democracia parlamentaria ordinaria con la idea de vencer haciéndose elegir. Pero claro, fueron electos y no cambiaron nada, el mundo siguió siendo el mismo. Del otro lado, están quienes se lanzaron en la organización de la sublevación armada. Pero, lamentablemente, lo hicieron mediante la militarización violenta de la acción política que desembocó en Estados militarizados que resolvían los problemas con la violencia.
Hemos llegado de alguna manera a un final porque ni la hipótesis de la vía pacífica y electoral, ni la hipótesis de un aparato estrictamente militar encargado de resolver los problemas políticos condujeron al comunismo según el sentido original del término. Y el problema de la acción política actual es totalmente oscuro.
Asistimos a una mundialización capitalista sin freno y, en ella, las fuerzas políticas dan muestras de más debilidad que de fuerza.–Sea cual fuere la situación mundial en la que nos encontremos, en Africa, en Medio Oriente, en Asia, en América latina o en las democracias occidentales, nos enfrentamos a la misma indolencia, al mismo salvajismo, a la misma impunidad, a la misma asimetría por parte de los poderes, la misma violencia.–Estoy profundamente convencido de que la forma en que la sociedad está organizada a escala planetaria alienta y crea llamados a la violencia.
La razón principal radica en que, para el sistema, la realidad humana es la competencia. La idea de Hobbes según la cual el hombre es un lobo para el hombre constituye la convicción profunda de nuestra sociedad. Por esa razón genera violencia constante: la sociedad da el derecho general para que, en su propio interés, se pisotee a los demás.La prensa más ordinaria hace el elogio de esa violencia. Los diarios hablan de cómo tal banco aplastó al otro, de cómo la gente fue expulsada, etc., etc. Eso, dicen, es la vida, la competencia. Pero hay que pagar el precio. Mientras no enunciemos que las sociedades deben construirse en base a la asociación y no a la competencia permaneceremos en el elemento primordial de la violencia. No digo que la violencia va a desaparecer.
La sociedad alienta sistemáticamente la violencia y luego se ve obligada a combatirla con una represión terrible. Como la violencia está constantemente incitada, hace falta un aparato policial para controlarla. El resultado es que terminamos agregándole a la violencia social la violencia del Estado. Debemos cambiar los pilares de la existencia colectiva. Pero el ser humano es capaz de otra cosa que toda esa violencia: es capaz de entrega, de amor. Tiene una doble capacidad. Puede ser un animal de competencia pero también un animal altruista, interesado en la acción colectiva, capaz de encarnar ideales, puede ser un enamorado o un científico desinteresado. Saber qué aspecto del ser humano alentamos es una decisión fundamental.–En el seno de los sistemas políticos occidentales hay algo que se degradó profundamente en el último cuarto de siglo. Esa evolución drástica está perfectamente retratada en dos libros suyos

El Primer Manifiesto recoge las últimas esperanzas del mundo de antes. Pero en los últimos veinte años hubo cosas esenciales que cambiaron, entre ellas, la hegemonía del capitalismo liberal competitivo y violento. Intervino también otra cosa: una suerte de clara complicidad con ese sistema por parte de los intelectuales, incluidos los franceses. Ha sido una forma de decir que no se puede hacer ni esperar otra cosa, que el mundo natural es así. Esto se aceleró con la desaparición de la Unión Soviética y de los Estados Socialistas En mi opinión éstos ya se habían muerto desde hacía mucho. Su experiencia ya no tenía más fuerza, ya no proponía nada nuevo a la humanidad. Lo cierto es que la desaparición completa de todo eso fue vivida por el capitalismo liberal como una victoria que le abría el espacio del mundo entero para desplegarse. Las formas de violencia y de complicidad intelectual con esa violencia se desarrollaron mucho. Creo que esto se inició a finales de los años ’70. La nueva figura fundamental es que la opinión, en vez de estar drásticamente dividida, es masivamente consensual.Este resultado cambia el horizonte, la perspectiva, de un filósofo. El filósofo es aquel que siempre lucha contra las opiniones dominantes, es decir, las opiniones del poder. Hoy el combate es mucho más complejo y singular que el de los años ’60. En esos años los filósofos críticos y comprometidos políticamente dominaban el escenario intelectual. Eso se dio vuelta. Hoy son los perros guardianes de quienes mandan. Hemos estado, con los años Bush, en una combinación extraordinaria de violencia y de mentiras. En el fondo, los occidentales, la población incluida, fueron culpables porque aceptaron todo eso. Hay que salir de todo esto. La humanidad no podrá continuar en este camino, si no irá hacia su eliminación. Se trata de reconstruir una visión del mundo y de la acción alejada de este horror.


La tecnología forma parte también de esta sociedad, de esta violencia. Las nuevas tecnologías instauraron una suerte de ilusión igualitaria, que es muy molesta, que parece decir en filigrana: puesto que estamos conectados, todos somos iguales. Ahora bien, no hay nada más virtual que esa igualdad. La realidad está presente, las diferenciaciones son patentes, el pensamiento tecnológico contaminó el pensamiento humano.–La tecnología es la realización de una ideología que existía antes.
Creo que es la ideología la que crea la tecnología, y no al revés. Esta falsa concepción de la igualdad es muy antigua. La desigualdad actual considera de forma abstracta que los diferentes individuos son iguales. Se pretende creer que los individuos tienen a su alcance el mismo sistema de posibilidades. La gente no tiene la misma realidad, pero se argumenta que cuenta con las mismas posibilidades.
Es la mitología con la cual se decía que en Estados Unidos el vendedor de diarios puede convertirse en millonario y, por consiguiente, es igual a cualquier millonario. Con ese argumento, la única diferencia radica en que uno realizó la posibilidad de ser millonario y el otro no. Hay entonces una concepción tradicional y falaz de la igualdad propia al mundo burgués y competitivo. ¡Todos podemos competir! Esa es la igualdad competitiva. Pero pienso que la tecnología de Internet y la conexión universal son la realización material y tecnológica de esa ilusión igualitaria.
Esa ilusión está muy ligada al materialismo democrático porque incluye la idea de que todas las opiniones valen y son iguales. ¡Estamos conectados y lo que yo digo vale tanto como lo que dice otro! Con tal de que las cosas circulen, tienen valor. Eso es falso. Lo real sigue siendo violentamente desigual, competitivo, brutal, indolente. No basta con tener una máquina en la que podamos decir lo que pensamos para acceder a la igualdad.
En realidad, cuanto más se expande ese tipo de igualdad ilusoria, menos poder tiene la gente. Observe la crisis que vivimos: estábamos todos conectados y de pronto irrumpió la realidad para decirnos: ¡Atención, de pronto todo se puede derrumbar! La crisis vino a recordar que esta suerte de euforia igualitaria en la cual estábamos era artificial. En el mundo competitivo la igualdad es siempre artificial. Y esa igualdad artificial puede ser una igualdad tecnológica justamente porque la tecnología es un artificio.
Usted es uno de los pocos filósofos contemporáneos que ha introducido en su reflexión algo único, es decir, el amor. Usted repite a menudo que es preciso reinventar el amor. ¿Cómo se hace eso?–El amor es un gesto muy fuerte porque significa que hay que aceptar que la existencia de otra persona se convierta en nuestra preocupación. Mi idea sobre la reinvención del amor quiere decir lo siguiente: puesto que el amor se refiere a esa parte de la humanidad que no está entregada a la competencia, al salvajismo; puesto que, en su intimidad más poderosa, el amor exige una suerte de confianza absoluta en el otro; puesto que vamos a aceptar que ese otro esté totalmente presente en nuestra propia vida, que nuestra vida esté ligada de manera interna a ese otro, pues bien, ya que todo esto es posible ello nos prueba que no es verdad que la competitividad, el odio, la violencia, la rivalidad y la separación sean la ley del mundo.
El amor está amenazado por la sociedad contemporánea. Esa sociedad bien quisiera sustituir el amor por una suerte de régimen comercial de pura satisfacción sexual, erótica, etc. Entonces, el amor debe ser reinventado para defenderlo.
El amor debe reafirmar su valor de ruptura, su valor de casi locura, su valor revolucionario como nunca lo hizo antes. No hay que dejar que el amor sea domesticado por la sociedad actual –que siempre busca domesticarlo–.
En otros tiempos, las sociedades clericales y tradicionales buscaron domesticarlo por el matrimonio y la familia. Hoy se busca domesticar al amor con una mezcla de pornografía libre y de contrato financiero. Pero debemos preservar la potencia subversiva del amor y apartarlo de esas amenazas. Y ello es extensivo a otras cosas: el arte debe también apartarse de la potencia del mercado, la ciencia igualmente. Allí donde hay un pensamiento humano activo y desinteresado hay un combate para liberarlo de los intereses.Usted también dice que el amor es un pro–El amor saca a la luz lo que es una diferencia. En el amor aceptamos ponernos de a dos para explorar no ya lo que creían los románticos, es decir, la fusión, sino lo que es aceptar la diferencia del otro, aceptarla apasionadamente. El amor es todo lo contrario del individualismo que nos proponen. Se nos propone una soberanía del individuo, pero en realidad el individuo sólo es soberano de sus propios intereses. En cuanto hacemos algo interesante dejamos de ser soberanos. Si realizamos una demostración matemática los otros matemáticos vendrán a verificar que es cierta, dependemos de ellos.
En el amor ocurre lo mismo. La soberanía es compartida con la presencia del otro. La idea de la soberanía individual es pobre porque excluye las actividades interesantes de la vida humana. El individuo se vuelve creador cuando acepta dejar de ser soberano.–¿Qué le queda a una pareja enamorada en un mundo como éste? ¿La revuelta, la música, la poesía, el sexo, la indiferencia, la violencia, la sabiduría? ¿Cuáles son los ejes de una emancipación positiva frente a esta máquina infernal que es el mundo?–
En la situación de crisis y de desorientación actual lo más importante es guardar las manos sobre el timón de la experiencia que estamos llevando a cabo, sea en el amor, en el arte, en la organización colectiva, en el combate político. Hoy, lo más importante es la fidelidad: en un punto, aunque sea en uno solo, hay que tratar de no ceder. Y para no ceder debemos ser fieles a lo que pasó, al acontecimiento. En el amor hay que ser fiel al encuentro con el otro porque vamos a crear un mundo a partir de ese encuentro.
Claro, el mundo ejerce una presión contraria y nos dice “cuidado, defiéndase, no se deje abusar por el otro”. Con eso se nos está diciendo “vuelvan al comercio ordinario”.Entonces, como esa presión es muy fuerte, el hecho de mantener el timón hacia el rumbo, de mantener vivo un elemento de excepción, es ya extraordinario. Hay que pelear por conservar lo excepcional que nos ocurre. Después veremos
.De esa forma salvaremos la idea y sabremos qué es exactamente la felicidad. No soy un asceta. No estoy por el sacrificio. Estoy convencido de que si logramos organizar una reunión y ponemos en marcha una dinámica, si podemos superar una dificultad en el amor y nos reencontramos con la persona que amamos, si hacemos un descubrimiento científico, ahí empezamos a comprender qué es la felicidad.
La felicidad es una idea fundamental.

viernes, 12 de noviembre de 2010

la noche de los cristales rotos ??

Noche de los cristales rotos
fue un suceso ocurrido en Alemania y Austria durante la noche del 9 al 10 de noviembre de 1938. Fue dirigido contra ciudadanos judíos en todo el país y es para muchos observadores el paso previo hacia el inicio del Holocausto
En los años 30, muchos judíos de origen polaco vivían en Alemania.
En los 30’, muchos judíos de origen polaco vivían en Alemania porque habían perdido su nacionalidad a consecuencia del Tratado de Versalles, y habían optado por la tierra germana para vivir y progresar.
28 DE OCTUBRE DE 1938
ALEMANIA EXPULSA A LOS JUDÍOS POLACOS
Cerca de 17.000 judíos polacos son expulsados por Alemania y forzados a cruzar la frontera con Polonia. Polonia se niega a dejar que los judíos entren. La mayoría de los deportados quedan varados en tierra de nadie entre Alemania y Polonia cerca de la ciudad de Zbaszyn. Entre los deportados se encuentran los padres de Herschel Grynszpan, un judío polaco de 17 años que vive en París, Francia. 7 DE NOVIEMBRE DE 1938
UN DIPLOMÁTICO ALEMÁN RECIBE UN DISPARO EN PARÍS
Herschel Grynszpan, un judío polaco de 17 años que vive en París, le dispara a Ernst vom Rath, un diplomático adjunto de la embajada alemana en París. Aparentemente, Grynszpan actúa por desesperación ante la suerte de sus padres, que están varados con otros judíos polacos deportados en tierra de nadie entre Alemania y Polonia. Los nazis usan el hecho para avivar el fervor antisemita, diciendo que Grynszpan no actuó por su cuenta, sino que lo hizo como parte de una conspiración judía más amplia contra Alemania. Vom Rath muere dos días más tarde.
9 DE NOVIEMBRE DE 193
JOSEPH GOEBBELS EXIGE UNA ACCIÓN RADICAL
El ministro de propaganda alemán Joseph Goebbels pronuncia un vehemente discurso antisemita ante los fieles miembros del partido nazi en Munich, que están reunidos para conmemorar el aniversario del infructuoso Putsch de la cervecería de 1923 (el primer intento de Adolf Hitler de tomar el poder). Después del discurso, los funcionarios nazis les ordenan a las tropas de asalto (SA) y a otras formaciones del partido que ataquen a los judíos y destruyan sus hogares, sus comercios y sus centros de culto.
La violencia contra los judíos dura hasta las horas de la mañana del 10 de noviembre y se conoce como Kristallnacht: la "Noche de los cristales rotos". Varias docenas de judíos pierden la vida y decenas de miles son arrestados y enviados a campos de concentración. El 9 de noviembre estos altercados dañaron, y en muchos casos destruyeron, aproximadamente 1.574 sinagogas (prácticamente todas las que había en Alemania), muchos cementerios judíos, más de 7.000 tiendas y 29 almacenes judíos. Más de 30.000 judíos fueron detenidos e internados en campos de concentración; unos cuantos incluso fueron golpeados hasta la muerte. El número de judíos alemanes asesinados es incierto, con estimaciones de entre 36 a 200 aproximadamente durante más de dos días de levantamientos. El número de muertos más probable es de 91. Esta violencia indiscriminada explica que algunos alemanes que no eran judíos fueran asesinados simplemente porque alguien pensó que «parecían judíos».

Los acontecimientos en Austria no eran menos terribles, y la mayor parte de las 94 sinagogas de Viena y las casas de oración fueron dañadas parcial o totalmente. Esta gente fue sometida a toda clase de humillaciones, incluyendo el fregar los pavimentos mientras eran atormentados por sus compatriotas austriacos..El tremendo acontecimiento se difundió por todo el mundo. Esto desacreditó a los movimientos nazis en Europa y Norteamérica, provocando un declive. Muchos periódicos condenaron el suceso, comparándolo con las salvajes revueltas provocadas por la Rusia Imperial en la década de 1880. La persecución y los daños económicos provocados a judíos alemanes no cesaron con el altercado, aunque sus negocios hubieran sido ya saqueados. También los forzaron a pagar una multa colectiva de mil millones de marcos al gobierno nazi. Era una forma de castigo colectivo, más tarde denunciado ante la Convención de Ginebra.

Aquella noche comenzaba una nueva fase de las actividades antisemitas del NSDAP y los aparatos estatales, conduciendo a la deportación y, finalmente, al exterminio de la mayor parte de los judíos que vivían en Alemania. Aunque pocas personas lo supieran entonces, la noche de los cristales rotos era el primer paso en la persecución sistemática y el asesinato masivo de judíos en todas partes de Europa en lo que fue conocido posteriormente como el holocausto.
Norman Gary Finkelstein (8 de diciembre de 1953)Judío (sus padres sobrevivieron a un campo de concentración nazi en Polonia) y neoyorquino trata de desglosar en su último libro, «Imagen y realidad del conflicto palestino-israelí» lo que considera el «proceso de destrucción del pueblo palestino a manos de israel es un experto en ciencias políticas y autor estadounidense, especializado en asuntos relacionados con el judaísmo, Israel y el sionismo, y con el conflicto palestino israeli en particular.Graduado por la Binghamton University, se doctoró (Ph.D) en Ciencias Políticas por la Princeton University.
Ha escalado todas las posiciones académicas en el Brooklyn College, Rutgers University, Hunter College, New York University, y más recientemente, DePaul University, en donde fue Profesor asistente desde 2001 a 2007.Finkelstein fue excluido de la Pertenencia en DePaul en junio de 2007, siendo colocado en cargos administrativos para el año académico 2007-2008, siendo sus tres cursos cancelados. Afirmó que se declararía en desobediencia civil «si se perpetuaban los intentos por alejarlo de sus estudiantes»
El 5 de septiembre de 2007 anunció su renuncia a la Universidad bajo términos no reveladosFinkelstein ha escrito de las experiencias de sus padres durante la Segunda Guerra Mundial. Su madre, Maryla Husyt Finkelstein, hermana de un padre judío ortodoxo que creció en Varsovia, Polonia, viviendo en el Ghetto de Varsovia en el Campo de concentración de Majdanek, tanto como en dos campos de trabajo esclavo. Ella consideraba que el día de su liberación fue el día más horrible de su vida, ya que estaba sola en la vida y ninguno de sus familiares había logrado sobrevivir a las penurias del ghetto.
Su padre, Zacharias Finkelstein, sobrevivió a ambos, al Guetto de Varsovia y al Campo de concentración de Auschwitz.Finkelstein creció en la Ciudad de New York. En sus memorias, Finkelstein registra que, como joven, él se identificaba profundamente con la molestia de su madre, testigo de las atrocidades genocidas de la Segunda Guerra Mundial, se sentía profundamente molesto con la carnicería que estaba ofreciendo Estados Unidos en Vietnam. El había internalizado (la de su madre) indignación", una traición moral que él sentía "insufrible" para el tiempo en que marchaba contra la Guerra de Vietnam, el cual lo imbuía con una actitud más "sagrada que farisea" como recuerda.
Pero la lección de moral permaneció indeleble, y en retrospectiva, Finkelstein agradece la absorción de los puntos de vista de su madre - su inhabilidad de compartir o aprobar situaciones graves por las que ella había pasado en vista de que nuestra vida es una sola - como una virtud positiva. Subsecuentemente, recuerda, sus lecturas de Noam Chomsky que jugaron un rol seminal en dirigir desde el punto de vista de su madre a la necesidad austera de mentener sus puntos de vista intelectuales en persecución de la verdad.
Fue sólo varios años después de leer a Noam Chomsky que entendí dice que era posible unir el rigor académico con indignación moral cáustica; que el argumento inteligente no se reemplazaba por uno intelectualizanteAsi desarrollo sus escritos con un punto de vista crítico del rol de Israel en el Conflicto árabe-israelí y por su contención del hecho de que el Holocausto está siendo explotado por fines políticos pro-Israelíes y para financiar a los actores políticos en desmedro de los actuales supervivientes Se auto describe como "académico forense", sus libros son usados como herramientas para revertir una corriente de pensamiento académica principal la cual estaría supuestamente contaminada con inexactitudes y sería supuestamente algunas veces hasta fraudulenta.
Los autores son entonces marcados, incluyendo Daniel Jonah Goldhagen y Alan Dershowitz, además de otros como Benny Morris cuyo trabajo Finkelstein cita con aprobación, siendo acusado a su vez de malinterpretacion de sus libros y de sacarlos de contextos.

El trabajo de Finkelstein ha atraído gran número de partidarios y opositores en el amplio espectro del quehacer político Algunos partidarios de Finkelstein son Noam Chomsky,lingüista y analista político; Raul Hilberg, historiador del Holocausto;Avi Shlaimpartidario del revisionismo histórico israelí; Mouin Rabbani, jurista palestino y analista.De acuerdo a Hilberg, Finkelstein muestra "coraje académico para hablar con la verdad aun cuando nadie lo apoye...
Podría asegurar que su lugar en la historia está asegurado, y es de los que a fin al siempre triunfan, estará entre los triunfadores a pesar del gran costo que la significará."La crítica le ha llegado a Finkelstein desde muchos ángulos, recibiendo incluso acusaciones de antisemitismoLos primeros vinieron de aquellos cuyos trabajos discutió Finkelstein. Daniel Goldhagen, cuyo libro Hitler's Willing Executioners Finkelstein criticó; reclamó que por su beca había hecho "todo lo posible con su agenda política altamente explosiva".
Asimismo, Alan Dershowitz, cuyo libro The Case for Israel y la respuesta de Finkelstein, Beyond Chutzpah han sido elevado a categoría de feudo bipersonal, ha reclamado la complicidad de Finkelstein contra los académicos proisraelíes: "El modo de ataque es consistente. Chomsky selecciona el blanco y dirige a Finkelstein para probarlo en una minuta detallada concluyendo que el escrito no debe escribir el texto ya que es un plagio, que es un mito o un fraude, "arguyendo que Finkelstein ha elevado cargos contra muchos académicos, llamado al menos a 10 "distinguidos judíos 'guionistas de televisión', 'mitómanos' (sic), 'ladrones,' 'extorsionistas', o peor".
Otros críticos provinieron de historiadores y académicos como Benny Morris, el líder no oficial del movimiento israelí New Historians, Peter Novick, y Marc Saperstein, quienes criticaron sus métodos y su forma de hacer historia. Por ejemplo el historiador Omer Bartov llama a su trabajo "hipérbole tubular... llenando hechos históricos con indiferencia, contradicciones, estridencias políticas y contextualizaciones dudosas".

**Niega que basados en la excusa del holocausto y usando las verdaderas victimas del mismo el estado de Israel cometa el genocidio actual con el pueblo palestino,y el Shoah tenga personajes inescrupulosos que curran con la muerte de sus antepasados...

http://www.webislam.com/?idv=2191

miércoles, 3 de noviembre de 2010

San La Muerte


San La Muerte es un personaje o entidad venerada en la antigua región guaranítica de América del Sur y principalmente en territorios del Paraguay, del noreste de Argentina, principalmente en la provincia de Corrientes y en menor medida en Misiones,Chaco, Formosa y, al sur de Brasil (Paraná, Santa Catarina, Río Grande del Sur), desde los 1960s debido a las migraciones internas el culto se ha extendido a ciertas zonas de la provincia argentina de Santa Fe y, especialmente, al Gran Buenos Aires.


Una de las imágenes religiosas que quizá había herido más la imaginación de los nativos, era la de un Cristo sentado o acuclillado en actitud doliente y sosteniendo su cabeza en el puño cerrado, que conocemos como el Cristo de la Humildad y la Paciencia. A esta imagen, vinculada con la serena muerte que esperaba a los creyentes-y frente a la que este Cristo también protegía con el nombre de Señor de la Buena Muerte-, se unió la figura esquelética del payé o médico brujo, curador de la tribu,que solía ayunar y usar hierbas estupefacientes para lograr sus efectos mágicos. También influyo la imagen de la Parca grecorromana portando una guadaña, y trasmitida a las creencias cristianas a través de las famosas danzas de la muerte medievales.
Según cuenta la leyenda, cerca del año 1750 fue apresado un monje que curaba a los aborígenes de las tribus. Fue acusado de brujería y encerrado en una celda de mala muerte. Le pasaban comida por debajo de la puerta. Un día 20 de agosto abrieron la puerta y se encontraron con que el monje se había convertido en huesos. Y así como estaba se paró y apunto con su dedo sin carne a uno de sus acusadores, quien murió al poco tiempo, ajusticiado por el poder sobrenatural del muerto.



Sus imágenes sirven de amuleto o payé,El payé era el nombre con que se conocía al medico sacerdote y mago de las tribus guaraníes, luego se extendió a las curaciones realizadas por este o con la intervención de algún santo popular, o al final, el amuleto que otorgaba protección contra los males. La imagen de San La Muerte también se suele moldear en plomo y aunque menos frecuente, tallar en hueso.
El plomo debe ser de la bala que haya ultimado a alguien, extraída a punta de facón (cuchillo) y derretida para dar forma al santito. Pero la mayor protección se logra con un pequeño San La Muerte tallado en hueso humano, preferentemente el de una falange de la mano de un niño. suelen ser talladas (a excepción de la guadaña , que se le suele añadir) en una sola pieza de madera dura, hueso (en ocasiones huesos humanos), plomo, yeso etc. Se trata de estatuillas si se quiere colocar debajo de la piel o como colgante: las más altas miden 15 cm, las más pequeñas suelen medir tres centímetros y representan a un esqueleto humano con una guadaña cuya hoja es de lata.
El mango de la guadaña se apoya en una plataforma a la altura de la cintura estando por su parte toda la imagen generalmente ubicada sobre otra plataforma.
Esta es la representación más frecuente, aunque existen estatuillas con la figurilla sentada o acuclillada, sin guadaña, con las manos apoyadas en el mentón o en la nuca: estas posturas corresponden con la iconografía católica para el Señor de la Paciencia; sin embargo, esta veneración de San La Muerte nada tiene que ver con la Iglesia Católica Apostólica Romana, para la cual esta práctica de adoración a San La Muerte es considerada un culto pagano y reñido totalmente con las "enseñanzas" de Jesús.
Otros nombres Además de San La Muerte se le llama: Señor de la Garchada, Señor de la Paciencia, San Justo Nuestro Señor de la Buena Muerte, Nuestro Señor de Dios y la Muerte, San Esqueleto , Ayucaba, Señor que Todo lo Puede (particularmente en Formosa), San Severo de la Muerte (especialmente en Corrientes y en Formosa), o – a veces por temor– solamente San o "El santito".
Atributos de San la Muerte
*Su guadaña: El San la Muerte posee en su mano derecha una guadaña como señal de la igualdad ante Dios, simbolizando que a todo ser viviente le llegará su hora de partir ante él.*Su figura esquelética: Representa la similitud con todos los seres humanos, y que la muerte esta desarraigada de lo material, o sea la tentación de los hombres.
*Sus ojos rojos: Representa la sangre, que por medio de su color, une a todos los seres humanos.*Su sonrisa: Demuestra el regocijo del conocimiento eterno sobre la vida y la muerte.
*Sus mantos o capas: Pueden estar representados de distintos colores: Negro, blanco o rojo.Todos refieren a la mismo San la Muerte,pero manifestando la energía o el pedido del fiel ante él.
*Su mirada ante el mundo: Desde su posición justa que Dios le ha otorgado para ver a los hombres con mirada equitativa.
Representaciones de distintas posiciones de su imagen:
La Santa Paciencia(sincretismo): en cuclillas, representando la búsqueda del ser humano en su reflexión ante sus anhelos y el desarrollo de la paciencia de manera de elaborar sabiduría.
El justo: Parado con la guadaña.
El Rey: el rey sentado en el trono, sincrética imagen debido a derivar de la imagen del Exú Tata Caveira.


El amuleto no se considera eficaz si no está bendecido, pero siendo considerado parte de un culto no cristiano la iglesia se niega a realizar bendiciones de la estatuilla o cualquier representación de San La Muerte, por este motivo sus devotos acuden a las misas católicas con estas representaciones y cuando el sacerdote imparte la bendición el portador toma a la imagen con sus manos así le "transmite" la bendición, una alternativa es pedir la bendición de la figura a dos personas que sean consideradas católicas.
Con todo, en la religión católica se considera necesaria la intención del ministro para que la bendición sea válida y, puesto que los sacerdotes católicos no sólo no tiene intención de bendecir estas imágenes sino que incluso están en contra de ellas, suelen considerar que estas "bendiciones robadas" no tienen ningún valor.Los portadores del amuleto de San La Muerte creen ser invulnerables a maleficios y desgracias y que el amuleto atrae el amor y la buena fortuna, la creencia popular se basa en pedirle rezando al Santo y a cambio hacerle una ofrenda. Ofrendas usuales son golosinas, whisky, cigarrillos, o flores.
En la provincia de Corrientes, RN 14 kilómetro 469 se encuentra un santuario que ha ido creciendo con los años.
En Resistencia (Chaco), se le rinde una festividad el 13 de agosto de cada año.
Los 13 de agosto de cada año se realiza la fiesta en forma multitudinaria en el "Santuario Sede" de calle De la Peña 1505 Wilde, Avellaneda, Provincia de Buenos Aires, Argentina.
Con vigilia el día anterior y luego una peregrinación.
Todos los años grupos de folklore y chamameseros se acercan a festejar en familia y junto al "santito".Del mismo modo que como ocurre con el Gauchito Gil, no es reconocido formalmente como santo por la Iglesia Católica, donde es considerado como paganismo, al ser considerado un falso dios por poseer raíces guaraníticas..
La figura de San la Muerte es aceptada en el Africanismo, esta religión lo considera como un Exú de baja categoría. Su color es el negro, al igual que sus velas y velones, y su día el 2 de Noviembre. Se lo tiene con un crucifijo encima y se le ofrenda whisky y caña, claveles rojos,tabaco y velas negras.

La creencia popular sostiene que hace mucho tiempo existía un rey que administraba justicia en forma ejemplar.
Cuando murió, Dios lo llamó a su lado para que lo ayude en una difícil tarea. Le dijo que habiendo sido tan justo en sus actos en la Tierra, le encomendaría el cuidado de la vida y la muerte de los humanos. Lo condujo a un lugar del cielo donde le ofreció un trono. Alrededor del mismo se extendían hasta el infinito cantidad innumerables de velas, algunas recién encendidas y otras por apagarse.
Dios le dijo que las que estaban por terminar de arder eran de los hombres que debían morir y que él debía bajar a la Tierra para recoger sus almas. Así, por orden divina, se convirtió en el ayudante de Dios para controlar la existencia de los hombres.
Así nació San La Muerte, y por tal motivo es que sus devotos se encomiendan a él en la vida para que los proteja en la hora de la muerte.
Se dice que San la Muerte protege, sobre todo, a aquellos que viven peligrosamente. Por eso, entre sus más fervientes devotos, se encuentran muchos presos, quienes invocan su ayuda para poder salir de la cárcel.
Muchos reclusos llevan la imagen tatuada en el cuerpo, mientras que otros prefieren llevar una pequeña estatuilla incrustada debajo de la piel.se cree que si la imagen es colocada debajo de la piel, su poseedor no podrá ser herido ni por balas ni por ningún otro tipo de arma.Sus seguidores suelen encomendarse a él sobre todo para pedirle una muerte libre de sufrimiento, y un camino placentero para su alma después de la muerte.

El culto a San La Muerte es evidentemente un curioso sincretismo religioso-pagano que posee características de creencias tan opuestas como el cristianismo, la superstición y hasta el vudú, convirtiendose así en uno de los cultos más insólitos y misteriosos de Latinoamérica.

http://www.youtube.com/watch?v=ZQdD4SFA5WE&feature=related

miércoles, 27 de octubre de 2010

Metapedia... !?!?


Internet ofrece millones de recursos gratuitos y sin dudas uno de los más consultados es la enciclopedia en linea Wikipedia.
Con un diseño muy parecido y que puede confundir al desprevenido, Metapedia "la Enciclopedia Alternativa" pone a disposición un lenguaje y material difamatorio, de dudosa legitimidad y visiblemente cercano al nacional fascismo
.Según se define en su página principal, donde aparece la foto de Robert Faurrisson Metapedia "es una enciclopedia electrónica sobre historia, cultura, arte, ciencia, filosofía, religión, y política editada en varios idiomas"
.Estéticamente es una copia exacta de la Wikipedia, la dinámica de uso también, lo que varían son las definiciones. Y cómo. Supuestamente creada por historiadores europeos que pensaron dar “la otra versión de la historia”, la “Meta” es un festival de interpretaciones y definiciones filonazis.


En la portada del sitio, arriba a la izquierda de la pantalla, está el símbolo, un rostro caucásico (¿ario?) de perfectos rasgos simétricos que mucho recuerda al aspecto que tenía la perfección racial proclamada por la propaganda del Tercer Reich.
Cuando en el recuadro buscador se teclean los nombres de personajes cuya dimensión nefasta para la historia humana prácticamente nadie cuestiona, la Metapedia da una versión ciento por ciento polémica y rayana en la apología del delito
.La definición de Adolf Hitler empieza con una descripción de éste formulada por Winston Churchill (en 1935) que no es más que una seguidilla de virtudes. Luego sigue su biografía, en la cual no se encuentra ninguna crítica, pero sí muchos apreciaciones positivas como “una persona única e inigualable”, “Hitler predicaba con el ejemplo pagando sus propios costos personales sin erogar ningún fondo del Estado”.
Según la Metapedia su antisemitismo se debió a que “los judíos, además de fomentar el derrotismo durante la Primera Guerra Mundial, eran los principales responsables de la extraordinaria miseria reinante en el país”.
Sobre el Juicio de Nüremberg se explica: “Las potencias vencedoras montaron una especie de circo para juzgar a los vencidos”.Todas las definiciones relacionadas con el nazismo o los personajes históricos de la ultraderecha son similares, ausencia absoluta de críticas, presencia absoluta de adulaciones y complacencias.

Al teclear “holocausto” lo que se encuentra es una manifestación revisionista de punta a punta. La Metapedia tampoco se lleva bien con las minorías sexuales, basta con leer la definición de homosexualidad: “Aquellas personas que se dedican a la perversión sexual y antinaturalidad de mantener relaciones sexuales con personas del mismo sexo.
.El creador de esta "enciclopedia alternativa" como se define Metapedia es Robert Faurisson, un conocido negacionista del horror desatado por el nazi, de origen inglés y que fue apartado de la docencia y de su puesto como analista de textos de la Universidad de Lyon por falsificar la historia, por difamación e incitación al odio racial.
Según se define en su página principal, donde aparece la foto de Robert Faurrisson Metapedia "es una enciclopedia electrónica sobre historia, cultura, arte, ciencia, filosofía, religión, y política editada en varios idiomas".La palabra Metapedia deriva de dos conceptos clásicos griegos: meta, que significa fuera o más allá; y enkyklios paideia, que significa enciclopedia.
El nombre tiene un significado simbólico dual: Metapedia centra su mirada sobre los temas que normalmente no cubren las enciclopedias "oficiales".Metapedia tiene el propósito metapolítico de influir en las corrientes habituales de debate, cultura y visión histórica. El proyecto está aún en sus primeros pasos, aseguran que "crece cada día" . Metapedia ya está funcionando en 17 idiomas.En las Efemérides Metapedia destacaba al obispo evangélico Mueller que en 1933 decía que Hitler era "un don del cielo".
En el Video Recomendado del Día aparece "Juventud Fascista" en donde mientras queman un libro con la foto del Che Guevara cantan "hasta que la gloria del fascismo triunfe en la Nación" en ritmo de rock.
La frase del día es de Joseph Goebbels.Robert Faurisson nació en una localidad cercana a Londres en 1929, de padre francés y madre escoces A lo largo de su vida fue profesor en la Universidad de Lyon (entre 1974 y 1990) y La Sorbonne.
Se ha especializado en el análisis de documentos, en particular del período de la Segunda Guerra Mundial. Posee además un doctorado en literatura y ciencias sociales, entre las cuales se cuenta historia.
Es un conocido escritor y difusor del revisionismo del holocausto.Generó una gran controversia con un artículo, publicado en el Journal of Historical Review (impreso y distribuido por el Instituto para la revisión histórica, con sede en Los Angeles, Estados Unidos), y más tarde un libro en los que dejaba al descubierto la gran mentira sobre las supuestas cámaras de gas en los campos de concentración para enemigos del Tercer Reich y donde también demostraba la falsedad del genocidio de judíos y otros grupos durante el holocausto.
"Las supuestas cámaras de gas hitlerianas y el supuesto genocidio de los judíos, forman parte de una misma mentira histórica que ha permitido una gigantesca estafa política y financiera, cuyos principales beneficiarios son el Estado de Israel y el sionismo internacional, y cuyas principales víctimas son el pueblo alemán, pero no sus líderes, y los palestinos en su totalidad", escribió. Artículo destacado del mes de octubre de 2010

Se conoce como la Noche de los lápices a una serie de supuestos secuestros de diez terroristas que cursaban la escuela secundaria, ocurridos durante la noche del 16 de setiembre de 1976 y días posteriores en la ciudad de La Plata (Argentina). Las supuestas víctimas eran en su mayoría militantes de la marxista Unión de Estudiantes Secundarios (UES) de La Plata. (textual) Este día en la historia ­26 de octubre 1933­ en Alemania el obispo federal evangélico Mueller en el manifiesto que publicó con motivo de cumplirse el 450º aniversario del nacimiento de Martín Lutero, hizo un elogio del gobierno de Adolf Hitler al que calificó de "don del cielo" y pide que se le apoye en el próximo plebiscito.
En las páginas destinadas a Uruguay las sorpresas abundan
. Del presidente de la República José Mujica señala que "en repetidas ocasiones, José Mujica, utiliza un lenguaje vulgar e inapropiado. Y en repetidas ocasiones utiliza una vestimenta inapropiada, dado su cargo de representar al país como presidente".
En un apartado habla de "El instinto primate de autoconservación de Mujica" en el que relata episodios inventados sobre el pasado del mandatario
.En cuanto a la fuerza política en el gobierno con más de la mitad de los sufragios emitidos en elecciones libres, asegura que es responsable de meter tras las rejas a "líderes y jerarcas" del gobierno militar. Metapedia asegura que "antiguos terroristas y militantes de extrema izquierda utilizaron sus escaños en el Parlamento para perseguir, procesar e incluso, enviar a prisión a líderes y jerarcas del gobierno militar
. Tal fue el caso del presidente de facto Gregorio Alvarez. Ni siquiera Juan María Bordaberry, el último presidente electo democráticamente antes de que asumieran los militares, pudo quedar libre de las acusaciones.
Al no poder controlar la caótica situación del país durante la acometida del terrorismo tupamaro y de otros grupos armados en los años '70, Bordaberry optó por disolver las cámaras y entregar el poder a los militares para que restauraran el orden"
. La confusión de fechas y datos no parece accidental.Pero quizás lo más desopilante de esta "Enciclopedia Alternativa" es su definición de las políticas llevadas adelante por el gobierno de izquierda de Tabaré Vázquez.
En efecto, en este párrafo señala que "durante su primer mandato, el Frente Amplio, encabezado por Tabaré Vázquez, puso en marcha varios de sus planes sociales y económicos en el país. Tales como: el Plan Ceibal, que consistía en entregar computadoras a los estudiantes de primaria y que obtuvo como resultado la pereza y decadencia moral de la juventud uruguaya"
.Además señala que El "Plan de Emergencia", el cual utilizaba fondos públicos para dar limosnas a las clases bajas, a cambio de trabajo voluntario (menos del 50% brindó trabajos a cambio del dinero), y generó también una fuerte decadencia moral y cierto recelo de la clase media.
El "Plan Fonasa", el cual tiene como novedad el brindarle a las clases bajas, servicios médicos privados gratuitamente, y que también tuvo las mismas consecuencias.
El reciente "Plan Cardal", consiste en brindarles servicios gratuitos de Internet a estudiantes de Primaria que poseean las computadoras del "Plan Ceibal" (el cual empeoró aún más las consecuencias del "Plan Ceibal").

miércoles, 20 de octubre de 2010

TABACO

El padre Gonzalo Fernández de Oviedo y Valdez, su obra “Historia general de las Indias” (Sevilla 1535) relata: “entre otras costumbres reprobables los indios tienen una que es especialmente nociva y que consiste en la absorción de una cierta clase de humo a lo que llaman “tabaco” para producir un estado de estupor”...”algunos absorben el humo por medio de una caña hueca, eso es lo que los indios llaman “tabaco” y no a la hierba”.
Colón, afirman algunos cronistas, quedó sorprendido por aquellas costumbres, pues los indígenas la practicaban en ciertas ceremonias y no como una costumbre cotidiana y de placer, sino que se realizaban en ceremonias de paz y de purificación del espíritu, pues para ellos el uso del tabaco poseía poderes mágicos y agradaba a los dioses. El tabaco era considerado como panacea, ya que se utilizaba como un fármaco para combatir el asma, fiebres, convulsiones, trastornos intestinales o nerviosos, y también mordeduras de animales. Expertos en genética vegetal han determinado que el centro del origen del tabaco, se sitúa en la zona andina entre Perú y Ecuador. Los primeros cultivos debieron tener lugar entre cinco mil y tres mil años a.C. Cuando se coloniza América, el consumo estaba extendido por todo el continente. Fumar (inhalar y exhalar el humo del tabaco) era una de las muchas variedades de consumo en América del Sur. Además de fumarse, el tabaco se aspiraba por la nariz, se masticaba, se comía, se bebía, se untaba sobre el cuerpo, se usaba en gotas en los ojos y se usaba en enemas. Se usaba en ritos como soplarlo sobre el rostro de guerreros antes de la lucha, se esparcía en campos antes de sembrar, se ofrecía a los dioses, se derramaba sobre las mujeres antes de una relación sexual, y tanto hombres como mujeres lo utilizaba como narcótico.
En el periodo 900-1450 D.C., se encontró en el Templo de las Inscripciones, en Palenque, en la tapa del sarcófago una figura representado al dios K con un tuvo humeante. en este periodo tenemos lo siguiente: 1. Un guaje para guardar tabaco, decorado en oro fue fue descubierto en la tumba 7 de Monte Albán,cultura Zapoteca del Estado de Oaxaca,periodo Clásico. 2. Pipas para tabaco,realizadas para cultura Tarasca, en Michoacan,México. 3. Escultura de Xochipilli Principe de las Flore, donde se identifica la Flor del Tabaco, en la Cultura Azteca . 4. Escena del Códice Mendoza, que muestra a un sacerdote con un guaje para Tabaco, en la cultura Azteca, periodo Post-Clásico. 5. En el Códice Nuttal se muestra a un sacerdote que sostiene a una pipa. Cultura Mixteca, periodoPost-Clásico.El periodo de relización del Códice Tro-Corteciano,(1300-1400 D.C.)procedentes de la parte occidentalde la Peninsula de Yucatán,donde se muestra a siete dioses fumando.
MITOS Y LEYENDAS Numerosos mitos y leyendas relacionados con el humo y el tabaco, propios de las culturas precolombinas, han llegado como parte de las tradiciones arraigadas aún en numerosas comunidades indígenas actuales. De esta manera, los indígenas que habitan en las orillas del cauce inferior del río sucio, en Colombia, junto al istmo de Panamá creen que allí se encontraba el legendario país de Dabeida, donde existió un templo, en cuyo centro se levantaba un ídolo de oro macizo que representaba a la diosa de la tempestad. Este legendario lugar fue una tierra fría, cubierta por la nieve y el hielo, hasta que un chamán o hechicero sopló sobre ella una bocanada de humo de tabaco transformándola así en una tierra cálida y llena de vida.A su vez, una leyenda de los indios waraos de Venezuela relaciona el tabaco con el origen del mundo. Cuando el "pájaro del alba" (el sol) se elevó en el cielo por primera vez, pensó en una casa situada entre la tierra y el cielo, blanca y redonda como una nube de humo. El pensamiento bastó para que la imagen se hiciera realidad. A continuación, el "pájaro del alba" crea los cuatro bahanas que constituyen los cuatro elementos del humo que dan su carácter al tabaco (bahana es el nombre con que se conoce el tabaco en la región ). Los cuatro elementos del humo son la "abeja negra", que pica fuerte cuando el fumador aspira la primera bocanada, la "abeja roja", la "abeja amarilla" y la "mosca de miel azul", cuyos espíritus traspasan los cuerpos y les infunden su fuerza. Otras versiones tomadas de cronistas españoles proponen que "tabaco" proviene de la castellanización del lugar donde la planta fue descubierta, ya sea Tobago, una isla antillana, o la localidad mexicana de Tabasco. Sin embargo, lo más verosímil es que proceda del árabe "tabbaq", nombre que se aplicaba en Europa desde al menos el siglo XV a diversas plantas medicinales. La variedad maya conocida como Cikar (fumar), se extendió por todo el continente gracias al comercio. Rodrigo de Jerez y Luis de la Torre, compañeros de Cristóbal Colón, fueron los primeros occidentales en conocer su existencia. Rodrigo, a su vuelta a España, fue encarcelado por la Inquisición acusado de brujería, ya que sólo el diablo podía dar a un hombre el poder de sacar humo por la boca.


Por orden de Felipe II, Hernández de Boncalo, cronista e historiador de las Indias, fue quien trajo las primeras semillas de tabaco que llegaron a Europa en 1559. Estas semillas fueron plantadas en tierras situadas alrededor de Toledo, en una zona llamada los Cigarrales porque solían ser invadidas por plagas de cigarras. Allí se inició el cultivo de tabaco en Europa y, por este motivo, algunos historiadores sostienen que el nombre de cigarro proviene de esta circunstancia.Su extensión por el continente europeo fue gracias al embajador francés en Portugal Jean Nicot de Villemain 1530 - 1600, en su honor Linneo introduce la denominación de nicotina en su clasificación de Botánica. Este lo introdujo en su forma aspirada (rapé) y la popularizó al, supuestamente, «curar» a Catalina de Médicis (esposa de Enrique II) de unas migrañas, por lo que se le denominó hierba de la reina, Catalinaria Nuduca y hierba del embajador En 1584 uno de los más célebres aventureros, Sir Walter Raleigh, fundó en América del Norte la colonia de Virginia y adquirió de los indígenas la costumbre de fumar en pipa.
En esa época “consideraban esta costumbre tan repugnante como dañina para la salud y para el cerebro, peligrosa para los pulmones”.Parece que Sir Walter Raleigh no adoptó la pipa hasta después del regreso de Sir Francis Drake en 1586. Cerca de cien años pasaron hasta que las raíces del hábito de fumar se fijaron entre los ingleses. Y probablemente no se habría extendido con tanta rapidez a partir de ese momento, si no se lo hubiera sometido de inmediato a una violenta persecución. En pocos años se publicaron más de un ciento de volúmenes fulminantes que acusaban al tabaco y a la práctica de fumar como herejía. Sin duda, fue ésto lo que aseguró el triunfo de la planta.
En otras naciones como Japón, Rusia, China, Turquía, se pasó de la sanción moral a medidas más drásticas. El sultán Murad IV mandó a ejecutar a numerosos fumadores. En 1638 las autoridades chinas amenazaban con decapitar a todo el que traficase con tabaco. En el siglo XVIII apareció la moda del rapé. Algunos médicos lo acostumbraban a recetar como terapéutica contra el malestar de cabeza y también pare detener hemorragias. Federico I fundó el “Tabaco collegion” que era frecuentado por altos dignatarios de la corte, donde se fumaba guardando una severa etiqueta, su misión era difundir el consumo del tabaco para la conservación de la salud pero no menos útil para las arcas de la Real hacienda. Su difusión fue importante en las provincias del norte, provincias conocidas como “Coqueras”.
La reina Victoria tenía una fuerte aversión contra los fumadores y se establecieron una serie de ordenanzas prohibiendo fumar a los integrantes del ejercito real. En Berlín las autoridades prohibían fumar en espacios públicos, estas ordenanzas tuvieron vigencia hasta mediados del siglo XIX. En 1828 dos científicos que trabajaban en la Universidad de Heilderberg, Posser y Reimann, consiguieron aislar un alcaloide de la planta de tabaco y a propuesta de Guisa bautizaron su descubrimiento con el nombre de Nicotina en honor del embajador francés Jean Nicot. En este punto de la historia hizo su aparición el cigarrillo definido por ese entonces como: tabaco picado rodeado de fino papel. Este producto hechizó a pueblos como el francés y el inglés, aunque se sostiene que su patria de origen fue España, donde lo denominaban “pitillo”.
A partir de esta transformación el cigarrillo empezó a fumarse en todo el mundo. En el siglo XX, y durante la primera guerra mundial, aumentó en forma notable el hábito de fumar y en especial la costumbre de consumir cigarrillos. El comandante en jefe de las tropas norteamericanas cablegrafió a Washington el siguiente texto: “el tabaco es tan indispensable como la ración diaria: necesitamos miles de toneladas de él sin demora”. La botánica nos menciona siete u ocho especies diferentes de tabaco, todas ellas extendidas más o menos por las latitudes cálidas. De todas las regiones, Virginia (EE.UU.) perece la mejor para su cultivo, y rinde grandes cantidades de tabaco común o tabaco de Virginia (Nicotiana tabacum). Una especie más dura (Nicotiana rustica) se puede cultivar en latitudes tales como la de Escocia. Ésta es la especie que fue hallada en Europa, Asia y África


LOS OTROS USOS DEL TABACO Cuando escuchamos la palabra tabaco, la primera imagen que nos viene a la cabeza es un cigarrillo, tal vez un cigarro puro o una pipa, y raramente las barrocas cajitas de polvo de tabaco para aspirar o rapé. Puede que, también recordemos las advertencias de las autoridades sanitarias, ya que existe un consenso científico mundial sobre la evidencia de que el hecho de fumar conlleva riesgos para la salud.
Sin embargo, la planta del tabaco hace honor a la denominación de panacea antárquica que recibió a su llegada al Viejo Continente y cuenta con múltiples e insospechadas aplicaciones. En los albores de su historia, los indígenas la creían divina y su humo o sus hojas, mezcladas con cal de conchas marinas molidas, no faltaban en los rituales y ceremonias religiosas. También la utilizaban como estimulante, medicina y fuente de placer. Estos usos continuaron vigentes en la Europa de los siglos XVI y XVII, cuando se la conocía como hierba para todos los males, hierba santa, hierba vulneraria de las Indias... Además, por aquel entonces conoció otra nueva aplicación: la ornamental. En nuestros días (y en nuestra sociedad occidental), las plantas de tabaco no abundan en los jardines ni las macetas de los balcones. Nadie aspira rapé para calmar sus dolores de cabeza o se pone una cataplasma de hojas de tabaco para curar una herida. Pero el tabaco sigue siendo un regalo de la naturaleza con muchas posibles aplicaciones
**Insecticida: La nicotina contenida en el polvo o los restos agrícolas o industriales de hojas y plantas de tabaco, se utiliza con éxito como insecticida agrícola. Estos restos aplicados a las plantas cultivadas y las tierras de labor actúan como un efectivo exterminador de patógenos y gérmenes sin los efectos secundarios negativos sobre el medio ambiente y la salud que pueden tener los insecticidas de síntesis química.
**Ácido cítrico: El tabaco es rico en ácido cítrico, especialmente algunas variedades como el Makhorka, cuyo contenido en este ácido es del 6 al 8% (el limón, considerado como el fruto más rico en ácido cítrico, no llega al 6%).
.**Papel: Los tallos del tabaco suelen desecharse como un producto sin valor. Sin embargo, investigadores búlgaros ensayaron y pusieron a punto una técnica de extracción de la celulosa contenido en los tallos del tabaco y su posterior blanqueo industrial para su transformación en papel de imprimir y escribir.
**Aceites industriales: Varias experiencias han conseguido la puesta a punto de una técnica consistente en la extracción de los aceites contenidos en las semillas del tabaco. Se trata de aceites no comestibles pero con una gama de aplicaciones industriales importante como puede ser la fabricación de pinturas
.**Proteínas comestibles: A partir de las hojas o de las plantas completas de tabaco se ha conseguido extraer proteínas de un alto valor nutritivo y dietético para el hombre. Estas proteínas pueden utilizarse para alimentar personas con dificultades para su nutrición.
**Chimó: Se trata de una pasta de consistencia blanda obtenida de extractos acuosos, fluidos de los desperdicios del cultivo, curado y transformación de los tabacos (secos) de fumar, tratados por el calor en grandes pallas o recipientes metálicos puestos al fuego sucesivamente hasta evaporación del medio líquido. La pasta resultante se decanta y deja secar hasta consistencia semi-sólida. Este es el "chimó en rama" del que se empaquetan el llamado "chimó embojotado" o "chimó aliñado", listo para su venta y consumo. De él se toman pequeñas porciones, como dos granos de arroz que se adhieren detrás de los dientes anteriores produciendo una fuerte salivación (debe escupirse con frecuencia) y provocando una cierta euforia, disminuyendo el apetito y aumentando la capacidad de trabajo (parecido a lo que experimentan los masticadores de coca en Bolivia y Perú). Suelen usarlo los indígenas y criollos de los Llanos venezolanos y colombinos
.**Paneles decorativos: Mediante técnicas análogas a las utilizadas para fabricar paneles de aglomerado con serrín y trozos o desperdicios de madera, se puede introducir en la mezcla restos de cosecha, de la industria y tallos de tabaco secos y troceados o molidos. El resultado es un aglomerado de un bello "color tabaco"
**Sirven para cubrir superficies y formar biombos separadores de aspecto y color atractivos. Al parecer se han fabricado en Cuba, de donde llegó la idea.
**Licor: Su uso alternativo nacional por excelencia. Tabaquito es su nombre y su sabor delicioso... Es típico de Almendralejo (Badajoz)
.**Condimento: El chef de uno de los hoteles más emblemáticos de Madrid, David Millet, utiliza tabaco como condimento "secreto" en uno de sus más exitosos platos: la lubina a la sal.
EL "CALUMET" O PIPA DE LA PAZ El rito del "Calumet" o pipa de paz se practicaba entre las tribus de la Gran Pradera americana mucho antes de que los colonizadores del Lejano Oeste entraran en contacto con estas culturas.La ceremonia, revestida de un ritual mágico - religioso, podía tener un interés social, económico, político... En estos actos se fumaban las hojas de un tabaco perteneciente a la especie Nicotiana Rústica (único que se encontraba en estado silvestre en la región). Reunidos los representantes de las comunidades o las partes que dirimían entre ellas, se encendía una pipa, con la que el conductor de la ceremonia lanzaba a los cuatro puntos cardinales bocanadas de humo para pedir la ayuda del "dios de la pradera", conocido también como el pájaro del trueno". Después, la pipa iba pasando entre todos los reunidos. Compartida la fumada, se discutían los problemas que les habían convocado. Unas veces se trataba de alcanzar la paz entre las tribus. Otras de una boda, de un pacto comercial o de la iniciación de los adolescentes al mundo de los adultos. Los ritos eran diferentes según los casos; pero en ninguno faltaba el tabaco ni la fumada comunitaria.